jueves, 22 de abril de 2010

Cada uno legisla para lo suyo

El otro día salió una noticia así en pequeñito, que estuvo poco tiempo en portada de los medios digitales, pero que me llamó la atención:

Según lo leí pensé "Bien, al fin se van a poner serios. Mano dura, sin contemplaciones. Ahora que está tan presente a nivel mediático, toda la corrupción que hay en el PP y en CIU fundamentalmente, van a atreverse a endurecer las penas para los cargos públicos que cometan delitos relacionados con sus puestos institucionales".

Pero cual es mi sorpresa cuando leo el desarrollo de la noticia, que parece ser que los tiros no van por ahí. En medio de la que hay liada, que si trajes para arriba, que si safaris para abajo, que si comisión por allí, que si recalificaciones para allá, parece ser que los legisladores del PSOE y de CIU dirigen sus miradas a los que comúnmente se conoce como raterillos.

En la reforma del código penal (cada vez que oigo esta frase mis piernas tiemblan) estos dos partidos quieren que la gente que reincide en hurtos de menos de 400 euros, puedan ir a la cárcel los fines de semana y festivos. ¿Por qué los fines de semana y festivos? porque como somos el país con más presos por habitante de toda la UE, parece ser que nuestras cárceles están como la plaza de toros del linterna y el pulga (chiste malo para mayores de 26-27 años); "abarrotás".

Conste que no estoy defendiendo a los ladrones de baja estofa que reinciden. Lo que pasa es que la naturaleza de los que roban menos de 400 euros, y los que se embolsan millones de euros del dinero público es diferente.

El que roba una cantidad menor de 400 euros lo hace porque generalmente tiene que comer, necesita alguna dosis de algún tipo de adicción, o vete tú a saber por qué. Ese ladronzuelo no creo que tenga estudios, y los vericuetos de la vida probablemente le hayan llevado a esa situación. O no, cada caso es un mundo.

Para evitar comentarios en cierto sentido, dejo claro que me parecen mal estos robos y no los estoy justificando. Además porque normalmente suelen ser robos dirigidos a trabajadores/as que les cuesta mucho ganarse ese dinero.

Pero la naturaleza de los otros ladrones, los que todos tenemos en mente, es bien distinta. Suelen ir con traje y corbata, gomina, saben idiomas, estudiaron en buenas universidades y tienen buenos trabajos. Quitando Roldán claro.

Si una persona roba a otra 400 euros debería devolverle el dinero y estar un fin de semana en la cárcel, por poner un ejemplo. Pues si una persona roba 4 millones de euros debería estar 40.000 fines de semana en la cárcel, después de devolver el dinero, claro está. Esta es una visión un tanto conservadora (que me expliquen como se rehabilita una persona en un fin de semana), pero equitativa.

Ahora, si quisiéramos tener justicia, deberíamos poner a los que roban menos de 400 a legislar las penas de los que roban 4 millones de euros a las arcas públicas. Seguro que veíamos a más de un preso con traje, gomina y hablando en inglés de su máster en Georgetown. Y no lo digo por Roldán.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con el post excepto el último párrafo cuando dices que si quisiéramos justicia deberían legislar los que roban menos de 400 euros las penas de los que roban 4 millones de euros a las arcas públicas.

ceronegativo dijo...

que me dejen legislar a mi las penas para los de la gomina, queme levanto a las 06:00 de la mañana todos los días para ir a currar mientras estos se lo llevan crudo!!!!

Anónimo dijo...

Cordial saludo, aprovecho la ocasión para reconocer su compromiso con la información a favor de gestionar un mundo mejor. Sin más preámbulos les informo de los acontecimientos más importes que hoy por hoy son materia informativa en Colombia; las elecciones presidenciales, una época en donde las maquinarias políticas tradicionales y partidistas enfilan su arsenal de promesas para conseguir llegar al poder y continuar con la agonía de los colombianos. Sin embargo un suceso sin presentes en la historia política y de la democracia de nuestro país ha permitido entrar a la contienda electoral a un Movimiento significativo de ciudadanos que no hace vislumbrar una esperanza para la verdadera transformación de Colombia. El Movimiento bautizado La Voz de la Consciencia inicio su gestión con la participación de 1.200 voluntarios, personas del común que se cansaron de las injusticias a las que han estado sometidos gobierno tras gobierno, colombianos y colombianas que pagan servicios públicos, impuestos, alimentación, la educación de sus hijos, una seguridad social inservible, que no aguantaron más el flajeo de la violencia, la falsedad de los falsos positivos y la desigualdad y que decidieron hacer algo por cambiar esta dura realidad. Eligieron de entre ellos mismos un líder proclamado por el entorno político como no conocido, y en tan sólo 4 meses lograron reunir más de un millón de firmas para inscribir legalmente su candidatura, invirtiendo para esta gestión una cifra minúscula en comparación de las multimillonarias sumas de dinero con las que financian los politiqueros sus campañas. A pesar de que el candidato de la Voz ha tenido que enfrentar la indiferencia y la censura de los medios de comunicación, que le han cerrado sus puertas y lo han sumido en el anonimato y el de nulo apoyo económico por parte del estado, se ha mantenido firme llevando su propuesta de gobierno a través de una interesante campaña en internet y del trabajo cientos de voluntario que invirtiendo recursos y tiempo están difundiendo voz a voz su mensaje de consciencia. Entre sus propuestas de gobierno que más llaman la atención se destaca la descentralización del gobierno, bajo el argumento que la problemática de toda Colombia no la puede solucionar un solo hombre, haciendo una invitación a que cada uno de los colombianos seamos autogestores de un país mejor. También propone acabar con los bancos y hacer cooperativas y economía solidaria empoderando la gente de los barrios y comunidades. Es indispensable informar a las personas sobre este acontecimiento social que puede ser el inicio de un cambio a favor de Colombia. Permitámosle a más colombianos conocer esta propuesta a través de la página www.lavozdelaconsciencia.org y el canal oficial de la Vos de la conciencia en Youtube
http://www.youtube.com/watch?v=jk501LwQ5aQ&feature=related.