sábado, 3 de abril de 2010

Natividad

Estaba yo medio dormido después de ver "El jurado" - película que no está mal, pero un tanto flojita, yo creo que por cobarde y por cierto complejo con "Algunos hombres buenos" - , cuando veo que la pelicula que le sigue es "Natividad: la historia".

Como lo primero que aparece es el titulo sobre un fondo negro, y teniendo en cuenta que estamos en plena efeméride de la crucifixión de Cristo, pensé:

- Coño, al fín van a poner una pelicula sobre la Nati, la vecina de mi abuela.

El segundo pensamiento fue más bien que si Nati, la Nati, era muy buena persona, hacía una torrijas para morirse y tenía una historia vital muy interesante, tampoco era mucho más destacable que la del resto de señoras de su generación.

A lo mejor habían cogido a la Nati como un ejemplo de su generación; mujeres que sacaron adelante a sus familias en la posguerra. No sé. Vamos a ver de qué va.

Ya la primera imagen me rompe un poco los esquemas, si bien salen olivos y campesinos con pocos recursos, no recuerdo yo que mi abuela me hubiese contado nada de que en la posguerra había que pagar Sextercios a los guardias de Herodes.

Decepción absoluta. Algún programador de contenidos de telecinco ha visto que iba el tema sobre cristo y nos la ha puesto en estas fechas. Aunque pegase más en navidades.

Veo un poco el principio. No está mal; campesinos que se quejan porque un tal Herodes les cobra muchos impuestos, que van destinados a sufragar los antojos del rey; que si un templo aquí, que si una terma toda de oro allí. A los que no pueden pagar les quita las tierras, o las hijas o lo que se tercie.

Rápidamente me pongo de lado de los campesinos explotados y en contra del rey feudal ese. Faltaría más.

En estas que a uno que no puede pagar los impuestos, le quitan el burro, que era la herramienta de trabajo de su familia. Ya son tontos estos romanos, si el hombre llegaba justito para pagar y ahora le quitan su principal herramienta de trabajo ¿Como pretenden cobrar la próxima vez?.

Un tal José, que es carpintero, ve todo el episodio este y soborna a un militar para que le de el burro. Debía tener pasta para pagar así a tocateja. Según pilla el burro se lo da la hija del anterior dueño, que al parecer se llama María.

Calla. José, María...esta ya la he visto. O me suena de algo.

Pasan unos días. María que vuelve a casa y se encuentra a José hablando con su padre (el dueño del burro). Le dice el padre:

- María, te vas a casar con José pero hasta dentro de un año no podeis tener familia.

María como es lógico se pilla un rebote de no te menees. Y yo la entiendo. Entre su padre y el José ese (que ya no me cae tan bien) se han apañao sin preguntarle. Así ligo yo tambien. El caso es que María se va al campo. No entiedo muy bien por qué, pero ve primero un pájaro (esto es literal) y al instante se le aparece un tio vestido de blanco que por donde camina ilumina con un halo de luz que le rodea.

- Coño, ya ha aparecido Gandalf. Esto se pone emocionante. Ahora le cuenta lo del anillo y a luchar contra dragones.

Yo ya veia a María con una cota de mithril repartiendo toñas con una espada de doble puño. Decepción de nuevo. Le dice que se va a quedar preñada sin contacto. Para demostrarle que no es una trola le dice que visite a su tía Isabel, que al parecer estaba ya menopausica perdida y ahora está embarazada.

Claro, María lo flipa en colores y le dice a su madre:

- Máma [nótese donde está la tilde] que me voy a ver a la tita y vuelvo en unos meses.

El padre de María (el del burro) oye esto y le dice:

- ¿Pero vas a volver? Mira que el otro está ahí.

No tendría el hombre la conciencia tan tranquila cuando pensaba que a lo mejor la hija no volvia.

Total que María se encuentra con una familia que, casualidades de la vida, iba al mismo pueblo donde vive su tita. Al llegar allí se encuentra que efectivamente su tía estaba encinta y su tio mudo. ¿Por qué estaba el tio mudo? Pues al parecer el hombre este (sesentón como poco) entra en un templo para adorar a Dios. Y le dice Dios:

- Tu mujer se va a quedar embarazada de un hijo al que llamareis Juan.

El pobre hombre, asustado porque de repente oye una voz que no sabe de donde viene (en aquella época no estaban acostumbrados a los altavoces ni a la radio) le dice:

- Pero si yo ya estoy viejuno y mi mujer menopausica.

Y Dios se rebota y le dice:

- ¿Ah que no me crees? pues ahora te quito la voz.

¡TOMA YA DIOS BONDADOSO Y MISERICORDIOSO! Lo que es un caprichoso de narices.

Bueno, María se vuelve, ya con barriguita de unos meses.
Claro, José la ve y se queda un poco mosca. María le cuenta lo del Gandalf que no es Gandalf, que el crío ya tiene nombre y es Jesus, que va a ser el nuevo mesías y no sé que vainas más. Y lo más sorprendente de todo lo que llevaba de pelicula, no es que no haya aparecido ni un trasgo ni ningún elfo. No amigos/as. Lo más sorprendente es que: ¡José la cree!

Vamos a ser serios. A María la casan contra su voluntad con un tio que no le cae ni medio bien. Ella, enfada por todo esto, se pira unos meses a ver a su tía (lo que viene siendo un erasmus de la edad media) y vuelve embarazada contando que ha tenido una aparición de una paloma que le ha dicho que se va a dar a luz a un tio con superpoderes en plan Profesor Xabier mezclado con Magneto.

¿Nadie más piensa que María se había acostado con otro y le contó esta milonga a José para que no la acusase de adulterio?.

Mi padre, que estaba viendo la peli conmigo, me ofrece irnos a correr por ahí. Acepto, no sin ciertas dudas: ¿Y si es ahora cuando aparecen los Dragones? ¿Saldrá algún Elfo? ¿No tendrá José ningún colega que le cuenta la verdad?

A la vuelta del footing, enciendo raudo la tele. José y María van montados en un burro (no tento ni idea si es el del principio de la pelicula) hacia Belén. No hay noticia de orcos, enanos ni nada que se le parezca.

- Papá ¿por qué van a Belén?
-Pues no me acuerdo bien. Algo de que tenían que censarse en Belén por algún motivo que no recuerdo.

Ya entiendo, Belén era como el Rivas Vaciamadrid de la época, muchos pisos de protección oficial con facilidad para gente con pocos recursos. Lo ideal para un matrimonio joven con un niño por venir. ¡No son listos ni nada!

No les culpo, seguro que el Herodes éste es como Esperanza Aguirre y tendría la región con unos precios de la vivienda prohibitivos.

Me estoy quedando frio al secarse el sudor y o me voy a la ducha o me terminaré costipando. Decido optar por mi salud y para cuando vuelvo, la película ha terminado y no sé cómo ha terminado.

Me ha dicho mi padre que hay un libro que cuenta todo y esto y mucho más. A lo mejor lo leo para verano.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora que vamos despacio,
Ahora que vamos despacio,
Vamos a contar mentiras, Tralará
Vamos a contar mentiras, Tralará
Vamos a contar mentiras.

Por el mar corren las liebres,
por el mar corren las liebres
Por el monte las sardinas, Tralará
Por el monte las sardinas, Tralará
Por el monte las sardinas.

Salí de mi campamento,
Salí de mi campamento,
Con hambre de seis semanas, Tralará
Con hambre de seis semanas, Tralará
Con hambre de seis semanas

Me encontré con un ciruelo
Me encontré con un ciruelo
Cargadito de manzanas, Tralará
Cargadito de manzanas, Tralará
Cargadito de manzanas

Empecé a tirarle piedras
Empecé a tirarle piedras
Y caían avellanas, Tralará
Y caían avellanas, Tralará
Y caían avellanas

Con el ruido de las piedras
Con el ruido de las piedras
Salió el amo del nogal, Tralará
Salió el amo del nogal, Tralará
Salió el amo del nogal

Chiquillo no tires piedras
Chiquillo no tires piedras
Que no es mío el melonar, Tralará
Que no es mío el melonar, Tralará
Que no es mío el melonar

Que es de una señora viuda
Que es de una señora viuda
Que se acaba de casar , Tralará
Que se acaba de casar, Tralará
Que se acaba de casar.

Ahora que vamos despacio,
Ahora que vamos despacio,
Vamos a contar mentiras, Tralará
Vamos a contar mentiras, Tralará
Vamos a contar mentiras.

Anónimo dijo...

Buenísmo!!

ceronegativo dijo...

jejejeje ¿hay segunda parte?

viul dijo...

No cero,que yo sepa la peli no tiene segunda parte.según me han dicho el libro si ;)

Kandela dijo...

Jajajaja. Así que José compró a María, porque en el fondo era el rico del pueblo... Eso corrobora mi idea de que si acabaron en un establo fue por falta de plazas hoteleras, no por falta de pasta.