domingo, 4 de octubre de 2009

Perdidos en el maniqueismo. Comentarios de la serie Lost.


Atención, éste es de los post más absurdos que he escrito hasta la fecha.

Aviso para los que estén viendo Lost: se van a hacer comentarios que desvelan la trama hasta el final de la tercera temporada.

Conste que esto lo hago porque hay otros blogueros insignes, ya hablan de esta serie. Y sí, tambien porque soy un freak de la leche.

He empezado tarde a ver esta serie. Ahora mismo voy por la mitad de la cuarta temporada. En este finde la remato. A la cuarta temporada, se entiende.

Estoy viendo la serie con 3 ó 4 personas más o menos a la vez. Cada uno va a su ritmo, pero todos la hemos pillado algo tarde. Cuando nos vemos, comentamos nuestras impresiones.

Ahora vienen los Spoiler.

Hasta 4 capítulos antes de terminar la tercera temporada no existe ningún elemento objetivo para odiar más a Ben (Henry Gale para los amigos) que a cualquiera de los personajes que caen bien.

Se odia a Ben - insisto, hasta ese capítulo- simplemente porque hay que odiar a alguien. Tiene que haber un malo, y el espectador intuye que ese tío es malo. Pero si hiciesemos un análisis serio y objetivo, Kate ha explotado una casa con su padrastro (cierto que maltrataba a su madre) dentro. Despues ha engañado, robado, secuestrado, herido... sin ningún tipo de remordimiento aparente.
Sawyer, ha engañado y timado a diestro y siniestro. Ha destrozado familias enteras. Incluso mató a una persona el día antes de subirse al avión. Al parecer se quedó sin padres porque su padre se enteró que su madre le engañaba con otro que encima les estafó, y decidió matar a su mujer y luego suicidarse. Ya en la isla el tío se dedicó a rebuscar los restos del avión y a coger cualquier cosa que tuviese valor en la isla (medicamentos, linternas, baterías...) y a quedárselas para él, exigiendo algo a cambio cuando cualquier persona necesitaba algo que él tenía.
Ana Lucía perdió un hijo tras sufrir un disparo en una redada. Era policía. Un día sus compañeros encontraron al presunto delincuente. Ella no le identificó a propósito, por lo que el tío sale libre. Unos días más tarde ella va a matarle a sangre fría.
Mister Eko es un nigeriano que ha traficado con drogas, ha matado... ha sido lo más parecido un señor de la guerra africano pero a nivel comarcal. De pequeño un grupo de traficantes le secuestró y le separó de su hermano.
Sayid, es un ex-militar irakí, cuyo trabajo era torturar. Además de matar, que es para lo que están los militares, éste estaba especializado en telecomunicaciones y en la tortura, ya sabéis, aceite hirviendo, descargas eléctricas, golpes...

Todos estos personajes caen bien. A algunos les cae mejor unos, a otros les caen mejor otros. Si hablas mal de alguno de ellos, normalmente te suelen responder con un "joe, es que su padre era un alcohólico que pegaba a su madre" o "fíjate que infancia vivió".

En cambio, hasta el final de la tercera temporada, apenas sabemos de Ben. No conocemos su pasado. Perfectamente podría haber sido un tio de infancia feliz, o un Oliver Twist de la vida . Lo que sabemos es que ha secuestrado a 3 personas, una de ellas un cirujano. Ben tiene un tumor en la columna, y pretende que el cirujano le cure. Las otras dos personas secuestradas es para forzar al cirujano a salvarle la vida.
Dirije a un grupo de personas que hace cosas raras que nadie entiende. Han secuestrado a varias personas supervivientes del avión.
Tiene retenida contra su voluntad a una científica para que investigue por qué las mujeres de su poblado mueren cuando van a dar a luz.

Con estos elementos, todo el mundo al llegar al final de la tecera temporada, le odia. Cuando preguntas por qué siempre dicen lo mismo "fijate en su mirada", "ha secuestrado a 3 personas", "manipula a la gente"...

Cada uno puede tener los sentiemientos que le de la gana. Pero objetivamente, hasta lo que sabemos su comportamiento no es moralmente más reprobable que el de cualquier otra persona. Incluso entendería (entender no es compartir) que alguien, desesperado por su muerte inminente secuestrase a tres personas para que le operasen.

Pero hay que odiarle, porque necesitamos odiar a alguien. Necesitamos entender las cosas, y para eso lo mejor es simplificar. Cuando sale Ben, cambia la música, sus miradas son sospechosas, sus gestos nos asustan...es él, él es el malo. Y no hay más discusión racional que valga.

El espectador se siete aliviado, tras una temporada y pico, ha identificado al malo, le ha puesto cara. Ya está claro quienes son los buenos y quienes son los malos. Quienes son los mios. Si va de traje militar negro y tiene voz de fumar ducados, es malo. Si va de blanco y es buen chaval, es bueno.
Si es un orco feo y que tiene pinta de oler mal, es malo. Si es un tio guapo, con una espada grande, es bueno.

Pero en esa simplificación, nos perdemos multitud de matices que nos pueden hacer equivocarnos en nuestro juicio.

Llevémoslo al extremo: Tenemos la clara intuición de que Ben es el jefe de los malos. Los malos son malos y hay que eliminarlos. Por tanto, matamos a Ben. ¿y si luego resulta que Ben lo que intentaba era salvarnos? No es el caso, pero ¿por qué no?

Cuando es una serie de ficción, todo queda en una discusión de bar. Cuando hacemos juicios maniqueos sin tener todos los elementos para un analisis riguroso y serio, podemos estar lanzando opiniones o tomando decisiones muy peligrosas.

Decía Anguita que el fascismo no son las pistolas ni los desfiles militares, si no la simplificación y el maniqueismo.

Estoy totalmente de acuerdo.

Nota: por la madre y el padre que os trajo a este mundo, en los comentarios no pongais nada que ocurre despues de la mitad de la cuarta temporada en adelante.


16 comentarios:

Juan dijo...

Ay, amigo, pero eso es porque no has avanzado aún lo suficiente... ;)

Javi dijo...

Jajajaja, suscribo la gloriosa entrada.

No revelaré nada de nada, sólo señalar que Lost, como es una serie "tramposa", también juega con eso (puede que ahí esté su genialidad): te pone música de malo a un tipo, y luego resulta que puede ser el bueno y los malos son otros. Eso, claro está, es hacer trampas: "¡hijos de puta, ¿cómo que es el bueno? ¡pero si lleváis mil temporadas poniéndole música siniestra, cabrones!" XD

Por cierto: yo soy de Desmond y de Penny, que son intachables moralmente y además son los más normales. Realmente es la trama que me interesa: si acaban juntos Desmond y Penny, al resto de los de la isla les pueden dar bien pol' ojete, que ya me tienen frito con sus misticidades.

También tolero a Jack y a Sawyer, me gusta la barba de tres días permanente de Richard, me cae guay Juliet, Jin y Sun...al resto de protagonistas que les den morcilla, empezando por la odiosa repelente de Kate.

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...

Juan tiene razón: espera a ver la quinta temporada y verás...

A mi lo que más me fastidiaba era que desaprovechasen la situación inicial: una docena de personas -más esos patéticos extras que ya podían haber muerto en el accidente en lugar de convertirse en parte del decorado- que tienen que buscarse la vida y organizar la convivencia; aprovechar eso -digo- para idear situaciones y conflictos de poder más complejas, con cierto fondo político, en lugar de ese caudillismo simplón en el que lo único que cuenta es si el que manda es Locke o Jack.

También me fastidiaba la cantidad de hilos que iban saliendo y que temía que fueran ocurrencias espontáneas de los guionistas que luego iban a quedar sin explicación... sin embargo, la quinta temporada (para mí, la mejor) me tranquilizó en ese aspecto, ya que anuda muchos de ellos (aunque también abre otros que me tienen intrigadísismo).

Respecto al maniqueismo, es cierto que podían haber sido un poco más ambivalantes a la hora de contar las cosas para que no sólo gente como tú (freakies y leninistas) reflexionara porque es peor Ben que cualquiera del resto. Sin embargo, a nivel grupal (de los supervivientes y Los otros), yo creo que esa ambivalencia sí que aparece... es decir, que tú te pones en el pellejo de Los otros y comprendes que ellos estaban tan ricamente hasta que...

Yo ahora he empezado con Mad Men.

Pd: Veo que Kaneda es un romántico... Mi compañera también es de Desmond y Penny, a mi él me pone un poco nervioso algunas veces. Yo soy un admirador de Sawyer, y -como tal- no puedo evitar sentir algo por "freckles".

A bloguear dijo...

Juan, que no digo que Ben sea bueno, si no que hasta lo que yo sabía, no se le podía considerar más malo que al resto.

Javi, yo era fan de locke hasta la cuarta. Ahora que empieza a comportarse en cierta manera como Jack empieza a caerme mal.

Jack y Sawyer me molan porque dan mucho juego. Lo que me jode es que Jack vaya de superheroe por la vida. Aunque hay que reconocerle que es de los pocos que se atreve a tomar decisiones.

De momento mi favorito es Sayid y luego Jin (si se olvida uno del papel de machista exagerado con el que le retratan en la primera).

Efectivamente Jorge, para mí esta es la clave:"tú te pones en el pellejo de Los otros y comprendes que ellos estaban tan ricamente hasta que..."

Por cierto, la foto que he seleccionado no es nada casual, teniendo en cuenta el asombroso parecido que tiene Jack con mi persona. Me sorprende que no hayais dicho nada.

Javi dijo...

Por supuesto que soy un romántico...¡el triunfo del socialismo será el triunfo del amor! XD

Anónimo dijo...

He oído rumores acerca de Viul, dicen que se parece a Jack en esta foto, ¿alguien puede confirmar o desmentir?

Fdo.: Uno de los 6 supervivientes del Oceanic 815 que está de acuerdo con Jorge respecto a los extras.

Anónimo dijo...

Viul se parece físicamente a Jack pero con el sex-appeal de Sawyer.

Sí, soy su abuela, qué?

Maria dijo...

Mira David,

voy a terminar la 5ª temporada y el Ben me sigue pareciendo un joputa, y además es feo! vamos, lo que resumiría en una frase simple como:"contigo no bicho!"
si es malo es malo, ññññ yo le odio, y que quies que te diga pero Jack, parece el salvador de todo y él que lo hace todo bien y tampoco me convence, es una serie en la que todos no paran de hacerse la vida imposible y todos tienen algo de maldad, pero por lo menos Sawyer está como un tren...jajaj

FDO:Odio a Ben

perdonad mi lectura simplista...pero yo l veo asín!

Marieta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

Sí, lo que yo te decía es lo que te ha comentado Javi antes: que irás viendo que juega con eso. A mí es uno de los aspectos de la serie que más me gustan, cómo evolucionan los personajes. Ahora odio a algunos que al principio me caían bien y viceversa. Pero vamos, tu reflexión me ha parecido que está muy bien, yo también me he planteado a veces cosas similares.

PD: Perdona, que te había dejado el comentario con otro perfil sin darme cuenta, por eso está borrado el de arriba.

Jorge dijo...

Ben es un estadista.

Vengatore dijo...

Para mi Ben (o "Carasapo", como le llamo cariñosamente) es el mejor...

su padre era un hijo de puta... y da gracias de que no terminara liderando un movimiento tipo "Sendero Luminoso" en la Isla... por culpa de su atormentada infancia

Aparte de Ben, coincido con quien ha hablado de Desmond... los demás simplemente me da igual que los maten o no, pero estos que no me los toquen.

Vengatore dijo...

ahora que lo pienso si que lo terminó liderando... pero sin Marxismo-leninismo-maoísmo de por medio (y con grandes ventajas como el club de lectura) mmmm.....

krollian dijo...

Ojos de sapo (como en algún momento le llaman en la serie) es el que más ambigüedades guarda. El lucha por la isla:

- Hace unos cuantos meses publicaron que se publicó en un periódico que alguien vió a la Virgen en un lugar y miles de personas peregrinaron hacia él. Imagínate lo que pasaría si en el mundo exterior se enteraran de que quien antes estaba postrado en una silla de ruedas, a vuelto a andar.

Este diálogo lo pronuncia Ben en Villa Otros, como lo llama James/Sawyer).

Protege la isla. La conoce y sabe de su poder.

Queda la sexta temporada. Y como dijeron los guionistas Perdidos habla de la culpa y la redención.

Todos somos buenos y malo, culpables e inocentes por nuestras palabras y sobre todo, por nuestros hechos.

Yo suelo decir que el 90% de lo que nos pasa es culpa nuestra y que a una persona lo forman por este orden: genética, educación y ambiente.

A mi me gustan todos los personajes. De todos se aprende y todos tienen algo que contar.

Una de las cosas que mas me gusta es la ironía de Sawyer y sus apodos a las personas y cosas (salvo cuando son faltones)...

Sin duda estamos ante una de las mejores series de los últimos tiempos. No patas para mendrugos/as. O sí. Pero entenderán poco o nada. Aunque la acción la entiende cualquiera, es la motivación de la misma la que da profundidad a los personajes y a la vida...

SaRa eN La CiuDaD dijo...

yo por Ben lo que siento es profunda admiración. Qué capacidad de control, qué visión, es un jefe.