jueves, 20 de agosto de 2009

El congreso que deberíamos tener (III)

Con este post pretendo terminar otra gran saga de las que pasarán a la historia.

Una vez mirado hacia afuera, toca mirarnos un poco el ombligo, y ver cómo nos organizamos para conseguir los objetivos que nos hemos trazado.

- Acabar con el modelo de federaciones. No comparto la idea de que el PCE es un ente constituido por 17 federaciones. Ya se que no son 17 pero es para hacer más comprensible mi punto de vista.

Para mi el PCE debería ser un ente que decide organizarse en 17 estructuras territoriales (y algunas sectoriales) para poder abordar debates que implican solo a esos territorios, del tipo; estatutos de autonomía, procesos de privatización autonómicos, etc.

Sé que hay gente que piensa que el partido debe tener el mismo sistema organizativo que su propuesta de estado. En multitud de ocasiones he oido la típica frase de "¿como apuestas por un modelo central de partido y un modelo federal de estado? Eso es incongruente".

Pues bien, para mi una cosa es un partido y otra un estado. Y siempre pongo el mismo ejemplo, hay partidos que se consideran centralistas pero que abogan o viven en paises con modelos que tienen rasgos federales. Y el ejemplo más claro lo tenemos muy cerquita. Por no hablar del PCUS o el PCV.

- Sectorialización. Cuando el partido era ilegal y en este país no había elecciones, este sacrosanto partido tenía ojos, oidos y brazos en todos sitios; fábricas, asociaciones de distinto tipo, etc. A pesar de los informes políticos de don Santiago en los que se decía que el franquismo se caia a trozos (ver cualquier informe político hasta el 75), el PCE tenía un conocimiento muy acertado de la situación del país debido a su gran implantación.

Luego llegó la monarquía parlamentaria y a Carrillo no se le ocurre otra cosa que romper este modelo y adaptarlo al sistema electoral.

El partido pasa de pretender ser una alternativa de poder, a limitarse a ser una alternativa de gobierno a través de una "potente" maquinaria electoral, que cuando se mete el primer josconcio electoral (esperaban sacar en el peor de los casos entre 40 y 50 diputados) ya no sabe qué hacer. El PCE adopta el modelo electoral, cuando su verdadero papel es otro.

Y es con esa intención con la que nacen las actuales agrupaciones, y van desapareciendo paulatinamente las agrupaciones sectoriales (RTVE tenía la suya propia, y bastante activa). La diferencia entre el partido de aquella epoca y el actual es abismal. Evidentemente se debe a muchos otros factores, tanto internos como externos, pero sin duda este es uno de los más importantes, y de los que más está en nuestra mano dar la vuelta.

Si este partido no se presenta a las elecciones ¿por qué se tiene que organizar como si lo hiciese?

- Aplicación de lo aprobado. Sí, estás leyendo bien querido/a lector/a. Para el que no lo sepa, en este partido se puede llegar a un acuerdo y luego tú si quieres lo aplicas o no. Total, nunca pasa nada.

Hay que acabar con esto.

- Centralismo democrático. Sé que junto con sectorialización, son las palabras que peores gesticulaciones generan en muchos militantes.

Mi modelo de centralismo democrático no es un ordeno y mando donde todos siguen al gran lider. Eso es otra cosa que no tiene nada que ver.

Para mi tiene que haber información de arriba a abajo y de abajo a arriba. En 3 años de militancia en el PCE y unos 10 de doble militancia entre PCE y UJCE, del PCE solo me han llegado por vía orgánica 6 documentos, 4 de ellos relacionados con procesos congresuales.

Si a mi se me exige que me vincule a una decisión orgánica, yo exijo ser informado por la misma vía orgánica.

- Rendición de cuentas. Cada x tiempo los responsables tienen que presentar un informe donde se valore el trabajo que se está realizando.

- Reducción de órganos políticos. ¿qué coño es esa cosa extraña que hay entre los órganos políticos y los ejecutivos? ¿para qué sirve? ¿qué sentido tiene? ¿por qué se llama comité ejecutivo si las tareas ejecutivas las tiene la permanente?

- Reducción de miembros de los órganos políticos. Lenin, apunto de morir, escribe una carta al XIII congreso del PCUS en la que dice que, por distintos motivos que ahora no vienen al caso, hay que ampliar el comité central de 50 a 100 miembros. Rusia tenía cerca de 130 millones de habitantes y el PCUS gobernaba ese vasto pais.

El PCE tiene unos 90 miembros elegidos en el congreso mas los cupos de federaciones que son un número similar, por lo que nos plantamos entre 170-180 personas.

- Acabar con los cupos proporcionales de las federaciones. Este es mi favorito. El Comité Federal debe tener los debates sobre política general, para enriquecer ese debate y conocer la opinión de las federaciones debe haber representantes de las mismas. ¿Por qué hacen falta 5 andaluces por cada extremeño (exageración aproximada) para expresar la opinión de la federación andaluza? ¿se explican peor? No lo creo.

No encuentro ninguna explicación a que cuantos más militantes tengas más representantes tienes que tener en un órgano político.

¿Por qué hay cupos en el Comité Federal y en la mayoría de las federaciones no? ¿Viven la misma realidad un militante de colmenarejo que uno de leganés?

Creo que mejor lo dejo aquí.

Ahora que he expresado mi opinión sobre el congreso que deberíamos tener, me leeré los documentos.

Buen congreso a todos.




6 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

en este post le has dado en todo en nucleo del asunto. Enhorabuena.

Javi dijo...

Extremadamente de acuerdo en todo. Es más, quiero que en mis exequias fúnebres alguien lea esta frase: "Si este partido no se presenta a las elecciones ¿por qué se tiene que organizar como si lo hiciese?" (no, no lo hagáis, que si leéis eso en mi funeral os mata mi familia) XD

L3óN dijo...

Joe que grande, como brilla el paso con nota por la escuela
xDDD

A bloguear dijo...

Así me va, de 3 personas que me podrían votar las enmiendas, solo una puede votar en el congreso...
Esto de ser minoría lo llevo fatal, yo que era un oficialista recalcitrante.

Óscar dijo...

Me la has puesto dura, Viul.

Javi dijo...

Jajajajaj, glorioso siempre Óscar.