miércoles, 5 de agosto de 2009

El congreso que deberíamos tener (I)

Comienza otra saga de posts. Creo que Star Wars y El Señor de los Anillos me han influido más de lo que se podría considerar sano.

Los comunistas organizados entorno al PCE tenemos en un unos meses nuestro XVIII congreso. Quiero escribir esto antes de leerme los documentos para no decir en lo que estoy de acuerdo y en lo que no con lo que ya hay, sino para mostrar mi opinión de manera lo menos influenciada posible. Si eso es posible.

Me gustaría empezar desde fuera hacia dentro.

¿Qué debería ser el PCE?

Bueno, el PCE debería ser un partido de comunistas. No quiero meterme en el berengenal de qué es ser comunista hoy en día, si tiene sentido el comunismo, etc. No hace falta descubrir la formula de determinados refrescos. Cuando uno se va a afiliar al PCP le dan un librito con la política del partido y los estatutos. Es decir qué somos y como nos organizamos. Eso es un partido serio.

Para ser un partido comunista, o de izquierdas, no vale estar en todos los cogobiernos. Habrá que estar en algunos y en otros no. Tampoco se pueden votar a favor determinadas operaciones urbanísticas.

En lo institucional, se tiene que tener una posición nitidamente de izquierdas. Y con quien nos encontremos, bienvenidos serán. No podemos ir a los plenos institucionales con el carné de comunistas en el bolsillo y aprobar la externalización de servicios públicos. Ni podemos aliarnos con quien pretende externalizar dichos servicios. Si lo hacen, rompemos el pacto. Coherencia.

En los gobiernos que participemos, debemos tener una actitud de transformación. Tenemos que acelerar el ritmo al máximo. No podemos limitarnos a hacer una defensa cerrada de lo público y a tener una manera amable de gobernar. Hay que pasar al ataque.

Si mantienes una actitud de "virgencita que me que quede como estoy", te comen. Hay que ir a por ellos (oé). Esto es, en lo económico, aplicar medidas para fomentar las cooperativas. Nosotros no podemos aprobar semilleros de empresas o recalificaciones urbanísticas para que nos pongan un Corte Inglés que va a crear decenas de puestos de trabajo directos. Debemos aprobar semilleros de cooperativas. Economía social. Esto es plantarle batalla al capitalismo.

En lo político, descentralización del poder. Hay que actuar de tal manera que si perdemos el gobierno, a los que vengan despues, les cueste sudor y sangre darle la vuelta a la tortilla. Algo parecido a lo que está haciendo Esperanza Aguirre, pero al revés.

Pongamos el ejemplo de Venezuela donde han ido a un ritmo en ocasiones frenético. Si ahora ganase la derecha, necesitarían al menos 7-8 años para desmantarlo todo. Y eso en el mejor de los casos y con la oposición a por uvas. Tendrían que abrir otro proceso constitucional, empezar a privatizar empresas, ahogar económicamente a cooperativas, centralizar el poder político, reducir los poderes públicos, abolir casi el 80 % de las últimas leyes aprobadas, desestabilizar a la mayoría de los movimentos sociales... Un trabajazo ¿verdad?.

Creo que el trabajo cuando se gobierna se mide en lo que costaría deshacer el camino empezado.

Esa, en líneas generales, debería ser nuestra linea de actuación en lo institucional. El próximo día hablaremos de política general y algo de ideología.


4 comentarios:

Hugo dijo...

mmmh. Interesante. Curioso: comparto todo lo que dices, pero no necesariamente del PCE (yo no soy del PCE, así que no os doy consejos, sino que os deseo suerte) sino de toda organización de izquierdas. Supongo que cuando hables de temas organizativos sí habrá cuestiones propias de una organización comunista y no de un MPS.

A bloguear dijo...

Sí, esto debería ser de todo IU, pero sobre todo del PCE.

No por nada, sino porque si se supone que [mode="classic words"]somos la vanguardia de no sé que leches[/mode="classic words"], digo yo que tendremos que dar ejemplo.

No tengo claro que todo el mundo deba pensar así. Supongo que puede haber un sector más "conservador" que actúe de esa manera. A mí al menos no me molesta en IU.

Pero desde luego, los militantes del PCE no pueden ser parte de ese sector más "conservador".

De todas maneras no te preocupes, en el apartado de "sólo valen los verdaderos revolucionarios que tienen autentica idolatría por la iconoclastia campesina y metalúrgica" ya verás como disientes.

Sira dijo...

En quien pensabas Viul? En la próxima caña ilústrame por favor, sobre todo en lo del concepto de servicio público y no aliarse con detereminada gente.
Nos falta mucha pedagogía en esta iu...
Un beso

Hugo dijo...

¡Me mola el concepto de "auténtica idolatría"! Es como "superstición científica".