miércoles, 19 de enero de 2011

¿Son todos los políticos iguales?

Le copio el título a Jangas, pero con otra orientación.

Hace unas semanas escuché la tópica afirmación en el desayuno: "Todos los políticos son iguales". El motivo de ese comentario fue la noticia de que Felipe Gonzalez había sido contratado por Gas Natural, con un sueldo base de 126.500 euros, que podría ampliarse en distintos conceptos si aceptase otras tareas.

Poco después, Aznar hizo lo mismo en Endesa (este hombre nunca ha sido capaz de quitarse su complejo de inferioridad respecto a Felipe Gonzalez), teniendo un sueldo base superior, 200.000 euros anuales. A este sueldo habría que sumarle el que tiene (171.300 euros anuales) por trabajar en uno de los grupos de comunicación más de derechas de E.E.U.U. Y sin contar lo que cobra por libros, conferencias y demás.

Ambas empresas se privatizaron en distintas fases, bajo los gobiernos de ambos presidentes.

Los expresidentes de gobierno cobran en el estado español un sueldo vitalicio de 80.000 euros anuales. Cantidad que por sí misma da para vivir bastante bien.

El caso es que da miedico pensar que cuando un presidente del gobierno favorece a un grupo de la manera que sea, luego, cuando pase el tiempo, ese presidente va a recibir una recompensa. En esta linea, a nadie le debería extrañar que Zapatero terminase trabajando para loterias del estado, AENA, o cualquier otra empresa de las que está privatizando.

Sienta un precedente presidencial muy jodido; "privatiza algo, que luego te contratarán con un buen sueldo".

Esto habría que limitarlo. Que quiera ser presidente no el que luego quiera estar de oyente en un reuniones por las que cobra más de 10 veces el sueldo medio, que quiera ser presidente el que tenga vocación de "servicio público". Para ello, lo que habría que hacer es dejarles un sueldo vitalicio digno (digno puede ser algo más de la media, por ejemplo), y prohibirles recibir ni un solo euro de ninguna empresa privada.

Si te quieres enriquecer, te dedicas a los negocios, si quieres cambiar la realidad, a la política. Pero negocios y política nunca fueron buenos amigos. Al menos para nosotros.

¿Y son todos iguales? Bueno, el PP y el PSOE ya se parecen hasta en la actitud de sus expresidentes. Bueno, el PNV tampoco es que sea muy diferente.

Pero respondiendo a la pregunta, no, no todos son iguales;

- Gerardo Iglesias, primer coordinador de IU, según dejó la coordinación general de IU volvió a su puesto de trabajo; la mina asturiana.

- Julio Anguita, segundo coordinador de IU, según dejó la coordinación general de IU, volvió a su puesto de trabajo; profesor. Tambien renunció a la pensión por diputado y cobra la de profesor.

Hasta en eso IU se diferencia del PP y del PSOE. No todos los políticos son iguales.

4 comentarios:

JanGas dijo...

Será por eso que no entendemos que cuando alguien gana semejante cantidad de dinero, además tenga que seguir cobrando la pensión vitalicia de ex-presidentes o porque no entendemos que la gente vote a presidentes que tienen comportamientos tan impresentables o porque ... El caso es que nosotros proponemos algo diferente, una forma distinta de entender la política, no como negocio sino como servicio, una forma no mayoritaria pero más ética.

David dijo...

Si esto al menos fuera nuevo... yo que soy bastante profano en la materia me sorprendió leer en "El estado y la revolución" la alusión de Lenin a Palchinski. Tras participar en el gobierno de coalición de la República Democrática de Rusia consiguió una pensión de 120.000 rublos.

Así que no es naaadaa nuevo y probablemente se siga repitiendo otro siglo más.

Anónimo dijo...

desde luego, el que compare a gerardo o julio con gonzalez o aznar se merece una muerte lenta y dolorosa, pero ello no nos debe inducir al error de pensar que los dirigentes de esta IU -sean de la familia que sean- pertenecen a esa casta.

mitxel

el rojata enmascarado dijo...

La respuesta, una respuesta jocosa en
http://ganaranlosmalos.blogspot.com/